sábado, 10 de enero de 2015




J. R. R. TOLKIEN


EL SEÑOR DE LOS ANILLOS II: 
LAS DOS TORRES






Descripción:
Las dos torres (titulado originalmente en inglés: The Two Towers) es el segundo volumen de la novela de fantasía heroica El Señor de los Anillos, del escritor británico J. R. R. Tolkien. La Comunidad del Anillo precede a este volumen, y a su vez continua en El retorno del Rey. La versión original en inglés fue publicada en 1954; y su traducción al español fue llevada a cabo por Matilde Horne y Luis Domènech para Ediciones Minotauro y finalmente publicada en noviembre de 1979.

La historia transcurre dentro del universo ficticio de la Tierra Media, y en ella se continua la narración de las aventuras de los protagonistas de La Comunidad del Anillo: la muerte de Boromir, el secuestro de Merry y Pippin por los orcos de Saruman y su posterior huida, las batallas de Aragorn, Legolas y Gimli en el Oeste en contra de los ejércitos del señor oscuro y el viaje de Frodo y Sam hacia el Este, cruzando las tierras controladas por el enemigo para llegar al Monte del Destino y destruir el Anillo Único.

Resumen (Cuidado, spoiler):
Libro III: La traición de Isengard
Aragorn se encuentra buscando a Frodo cuando escucha de repente el llamado del cuerno de Boromir. Es entonces cuando acude al llamado sólo para encontrar recostado contra un árbol y moribundo al primogénito de Denethor,. Este había sido herido de muerte por numerosas flechas, no sin antes dar una lucha titánica. Los asaltantes sobrevivientes habían huido llevándose consigo a los Hobbits Merry y Pipin.

Las últimas palabras de Boromir fueron hacia Aragorn, diciéndole que había encontrado a Frodo y que había intentado robarle el anillo, pero que realmente estaba arrepentido de ello. También le contó sobre el destino de los otros Hobbits:

Traté de sacarle el anillo a Frodo-dijo-. Lo siento. He pagado. -Echó una ojeada a los enemigos caídos, veinte por los menos estaban tendidos allí cerca. -Partieron. Los Medianos: Se los llevaron los orcos. Pienso que no están muertos. Los orcos los maniataron.

Sus últimas palabras fueron: ¡Adiós, Aragorn!¡Ve a Minas Tirith y salva a mi pueblo! Yo he fracasado.

El secreto sobre el intento de robar el anillo Aragorn lo guardo hasta su propio lecho de muerte. Aragorn quedó un momento de rodillas junto a Boromir, tomándole de la mano y llorando, y así lo encontraron los otros dos miembros de la Compañía, Legolas y Gimli, y al ver la imagen quedaron abrumados por el dolor.

Luego, lo restante de la compañía, prepara a Boromir y lo envían por el río Anduin en un barco funeral, uno de los mismos barcos que habían recibido en Lórien..La compañía tuvo que recurrir a esto ya que los métodos habituales de sepultura requerirían más preparación y tiempo, y tenían que decidir si ir en busca de Frodo o de los raptados. Luego se decidieron por esta última alternativa y salieron en caza de los secuestradores.

Después de unos días siguiendo a los Uruk-hai, llegan al país de Rohan donde se encuentra con Eomer, el sobrino del Rey de la Marca, Théoden. Este les interroga y les dice que hace dos noches habían alcanzado al grupo de los Uruk-hai y que al alba del día anterior iban librado la batalla de la cual no quedo ningún sobreviviente. Entonces les presta dos caballos para seguir su marcha, ya que insisten en inspeccionar el terreno para averiguar la suerte de sus compañeros. Una vez allí descubren que los hobbits lograron escapar internándose en el bosque de Fangorn.

Meriadoc Brandigamo y Peregrin Tuk que habían escapado al cercano Bosque de Fangorn, se encuentran con un gigante con apariencia de árbol, llamado Bárbol. Este ser es un Ent, Un guardián de los bosques, por lo general los Ents se mantienen ocupados en sus asuntos, pero con ayuda de los hobbits, Bárbol logra convencer a los demás Ents del bosque para que se enfrenten a Saruman, el cual a talado gran cantidad de árboles para alimentar los hornos de Isengard, los cuales está usando para crear un gran ejército y arremeter contra los Rohirrim.

Aragorn y sus dos compañeros, se internan en el bosque para buscar a los medianos y se encuentran con Gandalf al cual confunden con Saruman debido a que ellos creían que Gandalf había perecido luchando con un Balrog en Khazad-dûm

Él les habla de su batalla con el Balrog (La Batalla de la Cima) y de su resurrección como Gandalf El Blanco, los cuatro viajan entonces a la capital de Rohan, Edoras, para ver al Rey de la Marca. Allí encuentra a un envejecido Rey, dolido por la muerte de su hijo y hechizado por las mentiras de su consejero, Gríma, el cual es un espía de Saruman.

Gandalf le libera de su hechizo y en el proceso Lengua de serpiente es desterrado del Reino y Eomer es liberado de prisión, ya que había sido encarcelado por su incursión contra los Uruk-hai por consejo de Gríma. Théoden en agradecimiento le da a Gandalf el caballo Sombragrís, el cual había tomado antes en préstamo al escapar de Saruman.

Aragorn, Legolas y Gimli viajan con el Rey de la Marca y su ejército hacia Cuernavilla, en el valle del Abismo de Helm, para reunir todas las fuerzas posibles y hacerle frente al ataque de Isengard, ya que ningún enemigo había puesto pie dentro de Cuernavilla y era un sitio ideal donde resistir un sitio.

Gandalf por su parte se separa del grupo en Edoras, para recorrer los Vados del Isen y dirigir a cualquier compañía dispersada hacia Cuernavilla. Es allí donde encuentra a Erkenbrand, y con este y casi mil hombres a pie que estaban a su mando dirige a los refuerzos al Abismo de Helm, donde ahora Cuernavilla se encuentra sitiada por el ejército de Saruman, esta batalla seria llamada luego como Batalla de Cuernavilla.

Luego de vencer, Gandalf, los otros y el Rey de la Marca se dirigen hacia Isengard para hablar con Saruman. Encuentran la ciudad totalmente destruida y en parte inundada, ahora en control de los Ents, ya que Saruman había enviado a su ejército completo a asediar Cuernavilla sin dejar apenas defensas en su propia ciudad. Los Ents encontraron poca o ninguna resistencia y destruyeron e inundaron la ciudad, confinando a Saruman a la Torre de Orthanc de donde no puede escapar por la inundación, pero a la cual los Ents no pueden entrar ni destruir por más que lo intenten.

Es allí, en Isengard, donde ocurriría al fin el feliz encuentro de Aragorn y sus compañeros con los Hobbits Merry y Pippin

Mithrandir habla con Saruman y le ofrece una oportunidad para arrepentirse por sus actos, pero este se negó, por lo que Gandalf lo expulsa de la orden a la que pertenecen y del Concilio Blanco rompiendo su vara en el proceso.

Lengua de serpiente, que se encontraba en ese momento con Saruman en la Torre, arroja algo hacia Gandalf pero falla, este objeto es recogido por Pippin, pero es rápidamente arrebatado de sus manos por Gandalf, este objeto resultaría ser uno de los Palantir.

Pippin, incapaz de resistir la tentación, roba más tarde el Palantir y se mira en él. Allí observa la tierra de Mordor y es interrogado por el mismísimo Sauron. Sin embargo sale indemne del interrogatorio. Gandalf y Pippin viajan entonces apresuradamente en dirección a Minas Tirith, en Gondor, para preparar todo contra la inminente guerra contra Mordor, mientras Théoden y Aragorn se quedan atrás para comenzar la tarea de reunir al ejército de Rohan, para cabalgar luego en ayuda de Gondor.


Libro IV: El Anillo viaja al Este
Frodo Bolsón después de escapar de Boromir se dirige al lugar donde desembarcaron, toma un barco y emprende su camino solo hacia Mordor, pero en un momento escucha que Samsagaz Gamyi ha adivinado su plan y empeñado en acompañarlo se arroja al Rauros para alcanzarlo, Sam no sabe nadar por lo que casi se ahoga, Frodo le ayuda a subir al bote y ambos emprenden el camino hacia la Montaña del destino.

En su camino descubren que la criatura Gollum les está siguiendo y en una maniobra le capturan, Sam desconfía mucho de Gollum, pues este al ser apresado promete servirles de guía hasta las Morannon, las puertas negras que custodian la entrada al país oscuro, además de sufrir un cambio de actitud, mostrándose servil y alegre, por un tiempo parece que el cambio es sincero y Gollum se comporta como un verdadero aliado de los hobbits.

Después de algunas jornadas de viaje, Gollum les conduce por un camino secreto a través de la Ciénaga de los Muertos para evitar ser detectados por los orcos, Frodo y Sam ignoran que ese fue el lugar en que se libró la Guerra de la Última Alianza, en ese lugar se pueden ver Fuegos Fatuos y los rostros de los caídos (elfos, humanos y orcos) entre la ciénaga.

Al llegar a las puertas negras, Gollum convence a los hobbits de no intentar entrar por allí, ya que las Morannon representan un obstáculo infranqueable, así que les dice que conoce otro camino sin vigilancia y les conduce hacia allí.

Es en esta travesía en que atraviesan el país de Ithilien, el jardín de Gondor, el cual solo hasta hace poco fue tomado por el Enemigo y aún conserva su belleza, es en este país donde los hobbits se encuentran con Faramir, el hermano menor de Boromir.

Este captura a los hobbits en medio de una campaña contra los hombres de Harad, Faramir habla con los hobbits y les informa de la muerte de Boromir, luego les conduce hacia Henneth Annûn, allí por accidente Sam le revela a Faramir que Frodo porta consigo el Anillo Único, pero Faramir, una persona tan distinta a su hermano, no es tentado por el anillo, por lo que Frodo le revela el plan de destruir el Anillo.

Esa noche Gollum es capturado mientras pescaba cerca de donde se encontraban Frodo y los demás, la condena por la intrusión es la muerte, pero Frodo interviene por Gollum y consigue evitar tal destino, a la mañana siguiente prosiguen su camino hacia el camino secreto de Gollum, pero antes Faramir les advierte que este no está diciendo toda la verdad sobre aquel paso secreto al que los dirige.

Gollum los lleva más allá de la ciudad de Minas Morgul, y por una escalera larga y empinada, hasta alcanzar la Torre de Cirith Ungol, en lo alto de las Ephel Dúath, es allí donde cruzan por Cirith Ungol, el antro de Ella-Laraña, un ser con forma de araña gigante que solo desea alimentarse y la destrucción de mundo, la trampa planeada por Gollum era internarlos en Cirith Ungol, en donde la oscuridad y la fetidez nublan los sentidos, Sméagol esperaba que Ella-Laraña devorara a los hobbits y recuperar el Anillo de los huesos de Frodo.

Pero todo salió mal cuando el Frasco de Galadriel alumbro la eterna oscuridad de Cirith Ungol, cegando a Ella-Laraña, la cual huía de la luz, los hobbits con ayuda de este objeto y de Dardo lograron escapar del antro de la araña, sin embargo Ella-Laraña sorprende a Frodo saliendo de una de sus muchas cavernas y le inyecta un veneno paralizante, Sam que estaba detrás de su amo no fue atacado porque estaba en ese momento en posesión del Frasco de Galadriel, pero contemplo con horror la escena que se dibujó frente a sus ojos, Gollum atacó a Sam por la espalda, pero este al ver a su amo en peligro logra desembarazarse rápidamente de Gollum provocando su huida, pero al ir en ayuda de su amo lo encuentra tirado en el suelo y con Ella-Laraña al lado, sirviéndose de una furia y suerte increíble, Samsagaz Gamyi, hobbit de la Comarca, logra hacer que Ella-Laraña se clave ella misma a Dardo cuando intentaba aplastar al hobbit, lo cual logra hacerla huir.

Después de ver a Frodo inmóvil y pálido, Sam asume que Frodo está muerto y se debate perseguir a Gollum y abandonar la misión en favor de la venganza, Sam decide continuar con la misión que le fue encomendada a su amo y toma el Anillo, convirtiéndose así en uno de los portadores del Anillo, Pero cuando los Orcos toman el cuerpo de Frodo, Sam les sigue y descubre que Frodo no está muerto, sólo inconsciente y paralizado, y ahora es un prisionero. El libro termina con la frase: "Frodo vivía, pero prisionero del Enemigo."
Sobre el autor:
John Ronald Reuel Tolkien, (Bloemfontein, hoy Sudáfrica; 3 de enero de 1892 - Bournemouth, Dorset, 2 de septiembre de 1973), a menudo citado como J. R. R. Tolkien o JRRT, fue un escritor, poeta, filólogo y profesor universitario británico, conocido principalmente por ser el autor de las novelas clásicas de la alta fantasía El hobbit y El Señor de los Anillos.
De 1925 a 1945, Tolkien fue profesor de anglosajón, ocupando la cátedra Rawlinson y Bosworth en la Universidad de Oxford y, de 1945 a 1959, profesor de Lengua y Literatura inglesa en Merton. Era amigo cercano del también escritor    C. S. Lewis y ambos eran miembros de un informal grupo de debate literario conocido como los Inklings. Tolkien fue nombrado Comendador de la Orden del Imperio Británico por la reina Isabel II el 28 de marzo de 1972.
Después de su muerte, el tercer hijo de Tolkien, Christopher, publicó una serie de obras basadas en las amplias notas y manuscritos inéditos de su padre, entre ellas El Silmarillion y Los hijos de Húrin. Estos libros, junto con El hobbit y El Señor de los Anillos, forman un cuerpo conectado de cuentos, poemas, historias de ficción, idiomas inventados y ensayos literarios sobre un mundo imaginado llamado Arda, y más extensamente sobre uno de sus continentes, conocido como la Tierra Media. Entre 1951 y 1955, Tolkien aplicó la palabra legendarium a la mayor parte de estos escritos.

Si bien escritores como William Morris, Robert E. Howard y E. R. Eddison precedieron a Tolkien en el género literario de fantasía con obras tan famosas e influyentes como las de Conan el Bárbaro, el gran éxito de El hobbit y El Señor de los Anillos cuando se publicaron en Estados Unidos condujo directamente al resurgimiento popular del género. Esto ha causado que Tolkien sea identificado popularmente como «el padre» de la literatura moderna de fantasía, o más concretamente, de la alta fantasía. Los trabajos de Tolkien han inspirado muchas otras obras de fantasía y han tenido un efecto duradero en todo el campo. En 2008, el periódico The Times le clasificó sexto en una lista de «Los 50 escritores británicos más grandes desde 1945».
DESCARGAR EL SEÑOR DE LOS ANILLOS II: LAS DOS TORRES:





    lunes, 5 de enero de 2015




    J. R. R. TOLKIEN


    EL SEÑOR DE LOS ANILLOS I: 
    LA COMUNIDAD DEL ANILLO






    Descripción:
    La Comunidad del Anillo (título original en inglés: The Fellowship of the Ring) es el primero de los tres volúmenes que forman la novela El Señor de los Anillos, secuela de El hobbit, del escritor británico J. R. R. Tolkien. La obra fue escrita para ser publicada en un solo tomo, pero debido a su longitud y coste, la editorial Allen & Unwin decidió dividirla. Fue publicada el 29 de julio de 1954, año en el cual se publicó también la segunda parte, Las dos torres, y recibió críticas variadas aunque bastante mejores de las que se esperaba el propio autor.
    Está dividida a su vez en dos más, los libros I y II, precedidas de un prólogo y de un escrito titulado Nota sobre los archivos de la Comarca, que no apareció hasta la segunda edición de La Comunidad del Anillo. En este último, Tolkien enumera las fuentes usadas a la hora de escribir el libro, ya que pretende dar a entender que la historia ocurrió en realidad.

    Resumen (Cuidado, spoiler):
    El prólogo se entiende en parte para ayudar a las personas que no han leído El Hobbit para entender los acontecimientos de ese libro. También contiene información de antecedentes para establecer el escenario para la novela.

    El Anillo se Establece

    El primer capítulo del libro comienza en un tono ligero, siguiendo la tónica de El Hobbit. Bilbo Bolsón celebra su 111 cumpleaños el mismo día, 22 de septiembre, en que hace el anuncio relativo a que, su adoptado heredero, Frodo Bolsón celebra su mayoría de edad a los 33. En la fiesta de cumpleaños, Bilbo se aparta de la Comarca, la tierra de los hobbits, por lo que él llama un día de fiesta permanente. Deja a Frodo sus pertenencias restantes, incluyendo su casa, Bolsón Cerrado, y (después de la persuasión por el mago Gandalf) el anillo que había encontrado en sus aventuras (que solía hacerse invisible). Gandalf se va en su propio negocio, advirtiéndole a Frodo a mantener el Anillo en secreto.
    Durante los próximos 17 años Gandalf periódicamente realiza visitas cortas a Bolsón Cerrado. Una noche de primavera, llega a advertir a Frodo sobre la verdad del anillo de Bilbo, es el Anillo Único de Sauron, el Señor Oscuro. Sauron forjó para someter y gobernar la Tierra Media, pero en la Guerra de la Última Alianza, fue derrotado por Gil-Galad el rey de los elfos y Elendil, Rey de Arnor y Gondor, aunque ellos mismos murieron en el acto. Isildur, hijo de Elendil, cortó el anillo del dedo de Sauron. Sauron fue derrocado por lo tanto, pero el propio anillo no fue destruido como Isildur lo guardó para sí. Isildur fue asesinado poco después en la Batalla de los Campos Gladios, y el Anillo se perdió en el Gran Río Anduin. Miles de años más tarde, fue encontrado por el hobbit Déagol, pero luego fue Déagol asesinado por su amigo Sméagol, que codiciaba el Anillo para sí mismo. Sméagol posteriormente poseía el Anillo durante siglos, y bajo su influencia se convirtió en la criatura llamada Gollum. El anillo fue encontrado por Bilbo Bolsón, como se cuenta en El Hobbit, y Bilbo lo deja en manos de Frodo. Sauron ha aumentado de nuevo y regresó a su fortaleza en Mordor, y está ejerciendo a todos a encontrar el Anillo. Gandalf detalla los poderes del mal del Anillo y su capacidad de influir en el portador y los allegados cerca si se usa durante un tiempo demasiado largo. Gandalf le advierte a Frodo que el anillo ya no es seguro en la Comarca, sino que ha aprendido a través de sus investigaciones que Gollum había ido a Mordor, donde fue capturado y torturado hasta que reveló a Sauron que un hobbit llamado Bolsón de la Comarca posee el Anillo. Gandalf espera a Frodo para que pueda llegar al refugio elfo Rivendel, donde se cree que Frodo y el Anillo estarán a salvo de Sauron, y donde su destino se puede decidir. Samsagaz Gamyi, jardinero de Frodo y amigo, se descubrió escuchando la conversación. Por lealtad a su amo, Sam se compromete a acompañar a Frodo en su viaje.
    Durante el verano Frodo hace planes para dejar su hogar en Bolsón Cerrado, bajo el pretexto de que él se está mudando a una zona remota cerca de la Comarca para retirarse. En la ayuda de los planes de Frodo son sus amigos, Sam, Peregrin Tuk (Pippin para abreviar), Meriadoc Brandigamo (Merry), y Fredegar Bolger (Gordo), aunque Frodo no les dice del anillo o de su intención de abandonar la Comarca. En pleno verano, Gandalf se va en asuntos urgentes, pero promete regresar antes que las hojas de Frodo. En el cumpleaños de Frodo y el enfoque de fecha de salida, pero Gandalf no aparece, de modo que Frodo decide irse sin él. Unos Jinetes Negros van a la fiesta de Frodo, los cuales resultan ser Nazgûl o los Espectros del Anillo, "los sirvientes más terribles del Señor Oscuro", que buscan a "Bolsón" y el Anillo. Con la ayuda de algunos Elfos y del Granjero Maggot, llegan a Cricava más allá de la frontera oriental de la Comarca. Ahí Merry, Pippin, Sam, y Gordo revelan que saben del Anillo y Frodo del plan de abandonar la Comarca. Sam, Merry y Pippin deciden acompañar a Frodo, mientras que Gordo va detrás de estancias como señuelo. Con la esperanza de eludir a los Nazgûl, el viaje a través de los hobbits es el Bosque Viejo y las Quebradas de los Túmulos, y con la ayuda de Tom Bombadil son capaces de llegar a la aldea de Bree, donde se encuentran con el guardabosques Aragorn, un amigo de Gandalf, que se convierte en su guía a Rivendel.
    En la colina de los Vientos, cinco de los Nazgûl ataca a los viajeros, y el jefe de los Nazgûl apuñala a Frodo con una espada maldita antes de Aragorn mate al Nazgûl. Parte de la cuchilla se mantiene dentro de la herida, causándole a Frodo a ser cada vez menos a medida que viajan a Rivendell, Aragorn les advierte que, si no se trata inmediatamente, Frodo se convertirá en un fantasma de sí mismo. A medida que los viajeros están cerca de su destino, se encuentran con Glorfindel, un señor elfo de Rivendel, que les ayuda a alcanzar el Río Bruinen cerca de Rivendel. Pero los Nazgûl, los nueve ahora reunidos, emboscan a la fiesta en el Vado de Bruinen. El caballo de Glorfindel deja atrás a sus perseguidores y lleva a Frodo a través del Vado. A medida que el intento de Nazgûl de seguir, una ola gigante comandado por Elrond, el señor de Rivendel, se apoya sobre los Nazgûl. Los Nazgûl son arrastrados por el río, como Frodo finalmente se derrumba inconsciente en la orilla del río.

    El Anillo va al Sur

    Libro II comienza en Rivendell en la casa de Elrond. Frodo se cura por Elrond y Bilbo descubre que ha estado residiendo allí. Elrond convoca el Concilio de Elrond, al que asistieron Gandalf, Bilbo, Frodo y muchos otros. Gandalf explica que él había ido a Isengard, donde el mago Saruman, el jefe de todos los magos en la Tierra Media, para buscar ayuda y consejos. Sin embargo, Saruman se había vuelto contra ellos, deseando el Anillo para sí mismo. Saruman encarceló a Gandalf en su torre, Orthanc, con razón de sospechar que Gandalf sabía dónde estaba el anillo. Gandalf, sin embargo, no cedió y consiguió escapar de Orthanc. Se entera de que Saruman todavía no está en servicio de Sauron, y está reuniendo a su propia fuerza de Orcos. En el Concilio de Elrond, hay un plan tramado para lanzar el Anillo Único en los fuegos del Monte del Destino en Mordor, que va a destruir el Anillo y el poder final de Sauron para el bien. Frodo se ofrece a emprender esta peligrosa misión, y por lo tanto elegido para ser el Portador del Anillo, y establece de Rivendel con ocho compañeros: dos hombres, Aragorn y Boromir, hijo del Senescal de Gondor, Legolas, Príncipe de los Elfos Silvanos del Bosque Negro, Gandalf, Gimli el Enano, y los tres compañeros hobbits de Frodo. Estos Nueve Caminantes (llamados La Comunidad del Anillo) son elegidos para representar a todas las razas libres de la Tierra Media, y como contrapeso a los Nazgûl. También van acompañados por Bill el Poni, quien Aragorn y los hobbits adquirieron en Bree como un caballo de carga.
    El intento de la Comunidad para cruzar las Montañas Nubladas es frustrado por una fuerte nevada, y se ven obligados a tomar un camino en las montañas, las Minas de Moria, un antiguo reino enano, ahora lleno de orcos y otras criaturas malvadas. Durante la batalla que sobreviene, Gandalf se enfrenta a un Balrog de Morgoth, y ambos caen en un abismo. Los otros ocho miembros de la Comunidad van a la fuga de Moria y van hacia el elfo-refugio de Lothlórien, donde se les da regalos de los gobernantes Celeborn y Galadriel que en muchos casos resultan útiles más adelante durante la búsqueda. Como Frodo trata de decidir el curso futuro de la Comunidad, Boromir intenta tomar el Anillo para sí mismo, Frodo acaba de ponerse el Anillo para escapar de Boromir. Mientras que el resto de la Comunidad van para buscar Frodo, Frodo decide que la Comunidad tiene que ser rota, así que la abandonan en secreto para ir a Mordor. Sam insiste en ir luego, sin embargo, y se pusieron en marcha juntos a Mordor. La comunidad se ha roto.
    Sobre el autor:
    John Ronald Reuel Tolkien, (Bloemfontein, hoy Sudáfrica; 3 de enero de 1892 - Bournemouth, Dorset, 2 de septiembre de 1973), a menudo citado como J. R. R. Tolkien o JRRT, fue un escritor, poeta, filólogo y profesor universitario británico, conocido principalmente por ser el autor de las novelas clásicas de la alta fantasía El hobbit y El Señor de los Anillos.
    De 1925 a 1945, Tolkien fue profesor de anglosajón, ocupando la cátedra Rawlinson y Bosworth en la Universidad de Oxford y, de 1945 a 1959, profesor de Lengua y Literatura inglesa en Merton. Era amigo cercano del también escritor    C. S. Lewis y ambos eran miembros de un informal grupo de debate literario conocido como los Inklings. Tolkien fue nombrado Comendador de la Orden del Imperio Británico por la reina Isabel II el 28 de marzo de 1972.
    Después de su muerte, el tercer hijo de Tolkien, Christopher, publicó una serie de obras basadas en las amplias notas y manuscritos inéditos de su padre, entre ellas El Silmarillion y Los hijos de Húrin. Estos libros, junto con El hobbit y El Señor de los Anillos, forman un cuerpo conectado de cuentos, poemas, historias de ficción, idiomas inventados y ensayos literarios sobre un mundo imaginado llamado Arda, y más extensamente sobre uno de sus continentes, conocido como la Tierra Media. Entre 1951 y 1955, Tolkien aplicó la palabra legendarium a la mayor parte de estos escritos.

    Si bien escritores como William Morris, Robert E. Howard y E. R. Eddison precedieron a Tolkien en el género literario de fantasía con obras tan famosas e influyentes como las de Conan el Bárbaro, el gran éxito de El hobbit y El Señor de los Anillos cuando se publicaron en Estados Unidos condujo directamente al resurgimiento popular del género. Esto ha causado que Tolkien sea identificado popularmente como «el padre» de la literatura moderna de fantasía, o más concretamente, de la alta fantasía. Los trabajos de Tolkien han inspirado muchas otras obras de fantasía y han tenido un efecto duradero en todo el campo. En 2008, el periódico The Times le clasificó sexto en una lista de «Los 50 escritores británicos más grandes desde 1945».
    DESCARGAR EL SEÑOR DE LOS ANILLOS I: LA COMUNIDAD DEL ANILLO:





      viernes, 2 de enero de 2015





      J. R. R. TOLKIEN


      EL HOBBIT






      Descripción:
      El Hobbit, es una novela de J. R. R. Tolkien publicada en el año 1937. En ella se relata la historia de Bilbo Bolsón, y del viaje a la Montaña Solitaria junto a Gandalf y Thorin y Compañía para recuperar el tesoro custodiado por el dragón Smaug. El libro tiene un tono infantil comparado con el de su secuela, El Señor de los Anillos. Esto se debe a que El Hobbit fue una historia que Tolkien creó para sus hijos.
      El Hobbit fue el primer libro sobre la Tierra Media escrito por Tolkien, la semilla para el El Señor de los Anillos.

      Resumen (Cuidado, spoiler):

      La historia comienza un día en el que el hobbit Bilbo Bolsón, habitante de la Comarca, recibe la inesperada visita del mago Gandalf y de una compañía de trece enanos, liderada por Thorin Escudo de Roble, y compuesta por Balin, Glóin, Bifur, Bofur, Bombur, Dwalin, Ori, Dori, Nori, Óin, Kíli y Fíli. Los enanos necesitaban un miembro más en el grupo, un saqueador experto, para poder llevar a cabo su plan: alcanzar Erebor, derrotar al dragón Smaug y recuperar el reino y su tesoro. Gandalf les había recomendado para esta misión a Bilbo y de esta forma el hobbit se ve envuelto en la aventura.

      De camino a las Montañas Nubladas, la compañía entró en el Bosque de los Trolls. Allí se encontraron con un grupo de tres trolls de los que se libraron gracias a la astucia de Gandalf. El mago, conociendo el punto débil de estas criaturas, les distrajo hasta el amanecer, momento en el cual se convirtieron en piedra por el efecto de la luz del sol. En la guarida de los trolls, la compañía encontró unas espadas del antiguo reino élfico de Gondolin. Thorin cogió a Orcrist, la espada de Ecthelion, capitán de la ciudad, y Gandalf a Glamdring, la espada que pertenecía al rey Turgon. A Bilbo le dio una daga (aunque él podía usarla como espada por su estatura) a la que llamó Dardo. Poco después, llegaron a Rivendel, la tierra gobernada por el medio elfo Elrond, quien les ayudó a descifrar el mapa del tesoro de Smaug y las inscripciones de runas que tenían las espadas.

      Ya en las Montañas Nubladas, una tormenta les obligó a resguardarse y fueron a parar a una caverna llena de trasgos que les persiguieron, haciendo que Bilbo se perdiese. Tras encontrar un misterioso anillo, el hobbit llegó a la orilla de un lago subterráneo, donde vivía una criatura llamada Gollum. Éste le desafió a un juego de acertijos. En el caso de que Gollum ganara, se comería a Bilbo, y si no, guiaría al hobbit hasta la salida. Tras perder, Gollum se negó a cumplir su promesa y fue en busca de su anillo para matar a Bilbo, pero éste había descubierto que la joya le volvía invisible cuando se la ponía y gracias a ello logró escapar y reunirse con sus compañeros. De nuevo un grupo de trasgos y huargos les persiguieron, pero gracias a que las águilas gigantes les rescataron, consiguieron huir.

      Habiendo descendido ya de las montañas, la compañía llegó a la casa de Beorn, un hombre con la capacidad de convertirse en oso. Éste les prestó armas y ponis para que pudieran llegar al Bosque Negro. Una vez allí, Gandalf tuvo que dejarlos por un tiempo. Dos veces fueron apresados los enanos, una por las arañas gigantes y otra por los elfos del bosque, gobernados por el rey Thranduil, pero Bilbo, que escapó haciéndose invisible con el anillo, logró rescatarles.

      La compañía llegó por fin a Esgaroth, la Ciudad del Lago, desde donde se encaminaron hacia Erebor. Una vez allí, Bilbo logró entrar a la guarida de Smaug gracias al anillo y se llevó una copa. El dragón, creyendo que los hombres del Lago eran los ladrones de la copa, se dirigió a la ciudad dispuesto a destruirla, pero Bardo, príncipe de la Ciudad de Valle, logró matarle al clavarle la Flecha Negra en la única parte de su vientre que no estaba cubierta de piedras preciosas.

      Fue entonces cuando tanto los hombres de Esgaroth y de Valle como los elfos del Bosque Negro se dieron cuenta que el tesoro que guardaba Smaug se había quedado sin dueño. Al llegar a Erebor descubrieron que los enanos habían colocado defensas en la puerta principal, pues el cuervo Roäc les había informado de sus intenciones y Thorin, quien creía que el tesoro era suyo por derecho, se negó a realizar cualquier tipo de negociación. Mientras los hombres y los elfos asediaban la montaña, los enanos buscaron la Piedra del Arca, el objeto más preciado por Thorin de todo el tesoro, pues no sabían que ésta estaba en poder de Bilbo y que la mantuvo escondida por miedo a las represalias. El hobbit acudió al campamento de los hombres y elfos al anochecer e intentó que Bardo y Thranduil no atacaran Erebor, entregándoles la Piedra del Arca como ayuda para la negociación.

      Al día siguiente se dispusieron a negociar de nuevo con Thorin, mostrándole la Piedra del Arca y provocando su ira al creer que Bilbo le había traicionado. En ese momento llegó Gandalf y los enanos de las Colinas de Hierro, a quienes Röac había avisado por orden de Thorin para que acudieran en su ayuda, pero cuando parecía que se iban a enfrentar contra los hombres y los elfos, un ejército de trasgos y huargos descendió de las montañas y les hizo unirse contra ellos en la que se llamó la Batalla de los Cinco Ejércitos. Cuando la batalla parecía perdida, aparecieron las águilas y Beorn, quien mató al jefe de los trasgos, Bolgo, haciendo que su ejército se dispersara y fuera destruido. A pesar de la victoria, Thorin y sus sobrinos Fíli y Kíli, murieron. Los distintos pueblos se repartieron el tesoro y Bilbo regresó a su casa con una pequeña parte y con el anillo.
      Sobre el autor:
      John Ronald Reuel Tolkien, (Bloemfontein, hoy Sudáfrica; 3 de enero de 1892 - Bournemouth, Dorset, 2 de septiembre de 1973), a menudo citado como J. R. R. Tolkien o JRRT, fue un escritor, poeta, filólogo y profesor universitario británico, conocido principalmente por ser el autor de las novelas clásicas de la alta fantasía El hobbit y El Señor de los Anillos.
      De 1925 a 1945, Tolkien fue profesor de anglosajón, ocupando la cátedra Rawlinson y Bosworth en la Universidad de Oxford y, de 1945 a 1959, profesor de Lengua y Literatura inglesa en Merton. Era amigo cercano del también escritor    C. S. Lewis y ambos eran miembros de un informal grupo de debate literario conocido como los Inklings. Tolkien fue nombrado Comendador de la Orden del Imperio Británico por la reina Isabel II el 28 de marzo de 1972.
      Después de su muerte, el tercer hijo de Tolkien, Christopher, publicó una serie de obras basadas en las amplias notas y manuscritos inéditos de su padre, entre ellas El Silmarillion y Los hijos de Húrin. Estos libros, junto con El hobbit y El Señor de los Anillos, forman un cuerpo conectado de cuentos, poemas, historias de ficción, idiomas inventados y ensayos literarios sobre un mundo imaginado llamado Arda, y más extensamente sobre uno de sus continentes, conocido como la Tierra Media. Entre 1951 y 1955, Tolkien aplicó la palabra legendarium a la mayor parte de estos escritos.

      Si bien escritores como William Morris, Robert E. Howard y E. R. Eddison precedieron a Tolkien en el género literario de fantasía con obras tan famosas e influyentes como las de Conan el Bárbaro, el gran éxito de El hobbit y El Señor de los Anillos cuando se publicaron en Estados Unidos condujo directamente al resurgimiento popular del género. Esto ha causado que Tolkien sea identificado popularmente como «el padre» de la literatura moderna de fantasía, o más concretamente, de la alta fantasía. Los trabajos de Tolkien han inspirado muchas otras obras de fantasía y han tenido un efecto duradero en todo el campo. En 2008, el periódico The Times le clasificó sexto en una lista de «Los 50 escritores británicos más grandes desde 1945».
      DESCARGAR EL HOBBIT:








      J. R. R. TOLKIEN


      EL SILMARILLIÓN






      Descripción:

      El Silmarillión es una recopilación de obras de J. R. R. Tolkien, editada y publicada póstumamente por su hijo Christopher Tolkien, en 1977. En ella, se narra, entre otras cosas, la creación de Arda y el nacimiento de las razas más importantes (valar, elfos, hombres y enanos) de la Tierra Media.

      La mayor porción de El Silmarillión, titulada «Quenta Silmarillion» trata sobre los Silmarils, joyas hechas por Fëanor en Aman y alrededor de las cuales se entreteje la historia de la Primera Edad del Sol en la Tierra Media, principalmente en la región conocida como Beleriand. También se incluyen otras historias más breves: «Ainulindalë», «Valaquenta» y «Akallabêth». Una última historia («De los Anillos de Poder y la Tercera Edad») sirve como marco de referencia histórico para El hobbit y El Señor de los Anillos, las más conocidas novelas de Tolkien.


      Estructura:

      El Silmarillión se divide en cinco partes:

      • «Ainulindalë» («La música de los ainur» en quenya), que trata sobre la creación de Eä y, dentro de ella, la creación de Arda.
      • «Valaquenta» («La historia de los valar» en quenya), una breve relación de los Valar y los Maiar, las fuerzas sobrenaturales de Eä, llamados los Poderes de la Tierra. También hace referencia a Melkor y Sauron, un Dios oscuro y su más leal sirviente.
      • «Quenta Silmarillion» («La historia de los Silmarilli» en quenya), los eventos que ocurren desde el inicio de los tiempos hasta el final de la Primera Edad del Sol.
      • «Akallabêth» («La sepultada» en adûnaico), historia de la caída de Númenor, que tiene lugar en la Segunda Edad del Sol.
      • «De los Anillos de Poder y la Tercera Edad», un resumen que narra cómo es la Tierra Media y de los acontecimientos que llevan a la historia de El Señor de los Anillos.

      Esta división en cinco partes es asociada informalmente por algunos lectores con los tres volúmenes de Bilbo Traducciones del élfico, que es mencionado en El Señor de los Anillos.

      Esas cinco partes eran en un principio cinco trabajos independientes, pero fue el deseo de un anciano Tolkien motivó que se publicaran en conjunto. Como murió antes de que pudiera reescribir las variadas leyendas por completo, su hijo Christopher utilizó material de viejos escritos de su padre para terminarlo. En algunos casos tuvo que crear fragmentos originales.

      El Silmarillion, como otros compendios de los trabajos de Tolkien (tales como los Cuentos inconclusos, Las aventuras de Tom Bombadil y otros poemas de El Libro Rojo, y El camino sigue y sigue), forma una trama que, aunque incompleta, describe el universo de la Tierra Media antes de que se produjeran los acontecimientos narrados en El hobbit y El Señor de los Anillos. La historia de la Tierra Media comprende doce volúmenes que examinan los procesos que condujeron a la publicación de estas obras, basándose en los borradores iniciales del autor y el comentario de Cristopher Tolkien.

      El Silmarillion es una obra compleja que explora una vasta extensión de temas inspirados en muchas historias antiguas, medievales y modernas; incluyendo el Kalevala finés, la Biblia hebrea, las sagas nórdicas, la mitología griega y celta y la Primera Guerra Mundial. Por ejemplo, el significado del nombre del ser supremo, Eru Ilúvatar («Padre de todo») se tomó prestado de la mitología nórdica. El estilo arcaico del «Ainulindalë» recuerda al Antiguo testamento. La civilización insular de Númenórë tiene reminiscencias de la griega Atlántida (uno de los nombres de esa tierra en los libros es Atalantë, a la que dotó de etimología quenya como «la [tierra] caída o sepultada»).

      Algunos de los más notables capítulos del libro son:


      • La música de los ainur.
      • De Beren y Lúthien.
      • Túrin Turambar (asociado con la Narn i Chîn Húrin: la historia de los hijos de Húrin en los Cuentos inconclusos y como libro separado, Los hijos de Húrin).
      • De Tuor y la caída de Gondolin.
      • Del viaje de Eärendil y la Guerra de la Cólera.


      Además, el libro incluye un largo apéndice en la que se puede encontrar quién es cada personaje, lugares, razas... También hay apéndices con explicaciones sobre pronunciación y etimología de las principales lenguas que aparecen en el contexto de la Tierra Media, árboles genealógicos...

      Sobre el autor:
      John Ronald Reuel Tolkien, (Bloemfontein, hoy Sudáfrica; 3 de enero de 1892 - Bournemouth, Dorset, 2 de septiembre de 1973), a menudo citado como J. R. R. Tolkien o JRRT, fue un escritor, poeta, filólogo y profesor universitario británico, conocido principalmente por ser el autor de las novelas clásicas de la alta fantasía El hobbit y El Señor de los Anillos.
      De 1925 a 1945, Tolkien fue profesor de anglosajón, ocupando la cátedra Rawlinson y Bosworth en la Universidad de Oxford y, de 1945 a 1959, profesor de Lengua y Literatura inglesa en Merton. Era amigo cercano del también escritor C. S. Lewis y ambos eran miembros de un informal grupo de debate literario conocido como los Inklings. Tolkien fue nombrado Comendador de la Orden del Imperio Británico por la reina Isabel II el 28 de marzo de 1972.
      Después de su muerte, el tercer hijo de Tolkien, Christopher, publicó una serie de obras basadas en las amplias notas y manuscritos inéditos de su padre, entre ellas El Silmarillion y Los hijos de Húrin. Estos libros, junto con El hobbit y El Señor de los Anillos, forman un cuerpo conectado de cuentos, poemas, historias de ficción, idiomas inventados y ensayos literarios sobre un mundo imaginado llamado Arda, y más extensamente sobre uno de sus continentes, conocido como la Tierra Media. Entre 1951 y 1955, Tolkien aplicó la palabra legendarium a la mayor parte de estos escritos.

      Si bien escritores como William Morris, Robert E. Howard y E. R. Eddison precedieron a Tolkien en el género literario de fantasía con obras tan famosas e influyentes como las de Conan el Bárbaro, el gran éxito de El hobbit y El Señor de los Anillos cuando se publicaron en Estados Unidos condujo directamente al resurgimiento popular del género. Esto ha causado que Tolkien sea identificado popularmente como «el padre» de la literatura moderna de fantasía, o más concretamente, de la alta fantasía. Los trabajos de Tolkien han inspirado muchas otras obras de fantasía y han tenido un efecto duradero en todo el campo. En 2008, el periódico The Times le clasificó sexto en una lista de «Los 50 escritores británicos más grandes desde 1945».
      DESCARGAR EL SILMARILLIÓN: